sábado, 18 de octubre de 2014

Día 503 Paranoia Eucarística II


Continúo investigando/entendiendo sobre la “paranoia eucarística” que inicié en el post anterior, Día 502. Cuando hace unos días al participar en un funeral me llamó la atención la fórmula que utilizaba el sacerdote después de la consagración: “Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastara para sanarme”, como preparación a la comunión. Estuve viendo la separación de la realidad que se produce cuando el sacerdote durante la consagración del pan y el vino, presuntamente lo convierte en el cuerpo y sangre de Jesús. También vi como este dogma cristiano, lo convirtió la Iglesia católica en sacramento/misterio de fe,  al definir ese acto como la presencia real de Cristo.

Aquí caminaré lo que he encontrado dentro de mí al participar durante un tiempo en esa fe, dándome cuenta que no hizo una diferencia en mí, sino donde cree/creí en una “personaje cristiano”, como aquel que se pone y quita un traje, no dándome cuenta que seguía siendo el mismo. Los mismos patrones mentales, las mismas proyecciones, y la ausencia de responsabilidad, ya que en última instancia poco dependía de mí dentro de esa creencia, sino en cumplir unos mandamiento, creer en un dogma, y esperar en la providencia de un dios. No obstante para ser más específico caminaré el punto de la paranoia en cuanto a creer en la Transustanciación, es decir en la presencia real de Jesús en el pan y el vino, como su carne y sangre, tal y como lo indica la doctrina cristina:

La transubstanciación es la enseñanza católica romana, que afirma que durante la misa y en la consagración de la cena del Señor (la comunión), los elementos de la eucaristía, el pan y el vino, son transformados literalmente en el mismo cuerpo y sangre de Jesús; dejando de ser pan y vino, solo que aún mantienen su apariencia de esos dos elementos.

Para entender esta controversia teológica ver aquí


Perdón a uno mismo.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado haber creído que existe un hijo de dios diferente a otros hijos de hombres y mujeres, que ese hijo de dios es nacido de una virgen y de un espíritu, a diferencia de la naturaleza humana, y que ese hijo de dios se perpetúa en cada celebración eucarística haciéndose presente en el pan y el vino, y en ello haber creído que ese pan y ese vino son de naturaleza sagrada, y que al mezclarse dentro mi cuerpo físico se mezclaba la naturaleza divina con mi naturaleza humana, y en ello creer que purificaba mi naturaleza. No dándome cuenta que esa creencia requería de que mi mente se acomodara a un dogma/pensamiento/ilusión, donde tenía que hacer un esfuerzo denominado fe, para convertir lo que existía en mi mente en la realidad de mi existencia, y en ello no darme cuenta que esa realidad fue vivida desde mi mente y no desde mi físico, siendo este último lo que en realidad fue sacrificado. Creando así una esquizofrenia entre el ojo de mi  mente y los ojos de mi cara, creándome una separación entre lo que existía aquí como lo físico y lo que existía en mi mente.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado no darme cuenta que el gran sacrificio que se producía sobre el altar no era el de la celebración de la muerte de Jesús en la cruz, sino el sacrificio de mi sentido común practico y de la supresión de mi empoderamiento, ya que mi esperanza estaba puesta en que la presencia de la carne y sangre de Jesús dentro de mí, al comulgar, modificará mi naturaleza humana en una naturaleza divina y así poder participar de los elegidos por dios para participar de su agrado y voluntad.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado no darme cuenta que la formula “Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastara para sanarme”, lo experimentaba como una fórmula “mágica” no solo como una alquimia espiritual sino como el mensaje que desde mi mente enviaba a mi ser y mi físico para que se alinearan a ese pensamiento, para que las circunstancias que estaba experimentando en determinado momento, como por ejemplo una enfermedad, o una conflicto profesional o existencial, fuese resuelto, o encontrado algún signo que me hiciese conocer su voluntad. De manera que mi existencia en aquel entonces, no consistió en el análisis y reflexión de los datos objetivos que aparecían, sino en la interpretación simbólica que de cada situación podía encontrar, y en ello no darme cuenta que dios/mente, siempre dominaba sobre la realidad/físico.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado no darme cuenta que cuando después de comulgar y dirigirme a mí asiento en la iglesia, y pensar que dios mismo estaba dentro de mí físicamente, cerraba los ojos y me imaginaba/visualizaba en diferentes escenarios donde podía hablar con él mismo dios, o imaginar que estaba frente a ángeles, arcángeles, santos o diferentes seres de la “corte celestial”, con quienes podía comunicarme, o visualizar diferentes escenarios que recreaba de mi vida cotidiana. No dándome cuenta que existía dentro de un backchat/conversación interna de mi mente secreta donde proyectaba mis propias frustraciones e incapacidad por encontrar una solución efectiva a los problemas que se me presentaban. Por lo que en lugar de asumir mí propia responsabilidad utilizaba mi creencia para encontrar fuera de mí una respuesta. No dándome cuenta que todo me lo hacía yo para mí mismo. Generando energía con pensamientos, sentimientos y emociones para crearme una realidad alterna y así excusarme en que todo era voluntad de dios y que “ni un pelo de nuestra cabeza cae sin su voluntad”, lol.

Me perdono a mí mismo el haberme permitido y aceptado no darme cuenta que esa realidad alterna que me iba creando era mi propia “paranoia”, en el sentido estricto de crearme una ilusión sobre algo que no percibía en lo físico y que solo existía en mi mente. Donde en lugar de alinear a mi mente en lo físico e integrarme en la realidad en la que existo en y como mi cuerpo físico, utilizaba mi sistema de conciencia para anular la consciencia de la realidad, donde estaba enfrentada la creencia con lo que está aquí común a todos.

En el siguiente post continuaré con mi aplicación correctiva y compromisos.


Gracias,  


Para investigar sobre la Paranoia ver aquí 

Investigar para entender:
DIP Lite http://life.desteniiprocess.com                                                                                    
Curso Gratuito de Apoyo a Uno Mismo donde con el apoyo de un buddy que es un individuo que ha caminado el curso y proceso también puede apoyar a cualquiera con interés de apoyarse a sí mismo a conocer y aprender las herramientas del perdón a uno mismo y la escritura como medio de corrección para la vida de uno. Únete hoy mismo y comienza tu Camino hacia el Cambio! 
Desteni I Process: http://desteniiprocess.com
Desteni I Process es el Proceso Pro (Avanzado) con respecto al descubrimiento y corrección de uno mismo. Nos enfocamos en asistirte a descubrirte y así decidir qué quieres cambiar de ti mismo, mejorar tu vida y tus relaciones con los que te rodean y como parte del mundo. 
Foro en Español: http://desteni.org/esp/forum/index.php                                                                   
para mayor asistencia, compartir dudas, comentarios así como entender más sobre el mensaje de Desteni 

Únete en Facebook: https://www.facebook.com/groups/Deste...

Investiga Desteni: 
http://desteni.org



                                      
La religión es como un ciego buscando en un cuarto oscuro a un gato negro que no está allí, y encontrarlo – Oscar Wilde




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada